Buscar
  • César Bolaños Coach

¿Qué son las creencias limitantes?

Actualizado: 6 ago 2019



Pueden existir muchas formas de definir qué son las creencias limitantes, y sin lugar a dudas hay muchas formas de verlo, pero vamos a tratar de explicarlo de una forma sencilla y sobre todo útil, para que podamos juntos descubrir cuáles son esas principales creencias limitantes que hemos tenido en la vida, y a partir de ahí comenzar a trabajar en superarlas.



creencia limitante


“Muchas de estas creencias nacen desde que somos niños, y muchas han sido inculcadas por nuestros círculos más cercanos (...)”

Una creencia limitante es algo que desde mi forma de ver las cosas es una verdad, pero que no necesariamente es así para todas las personas, como la misma palabra lo dice es algo que “creo” pero no todo lo que yo creo es en realidad algo que aplica para la vida. Muchas de estas creencias nacen desde que somos niños, y muchas han sido inculcadas por nuestros círculos más cercanos: familia, amigos, vecinos, etc.

Muchas veces, estas creencias nos las inculcan nuestros seres más cercanos por tratar de hacer un bien, sin darse cuenta que al final nos van a terminar afectando, y aquí es importante también no culpar a la otra persona, porque para esa persona igualmente es una creencia limitante. Como ejemplo podemos pensar en una niña que está mirando los juegos olímpicos por televisión y queda admirada de una gimnasta, y ella dice: “…cuando sea grande seré una gran gimnasta como la que vi en la televisión…”. En este punto qué es lo que usualmente han hecho muchos padres y madres de familia, buscando que su hija “no construya un sueño imposible”, en muchas ocasiones dirán frases como: “Eso sólo lo puede hacer gente de mucho dinero”, “en nuestro país este deporte no existe”, “eso lo hacen allá en otros países”, etc.


Vemos como por tratar de que no sufra con “un sueño imposible”, le están instalando en su mente que ella no podrá, y como es una niña su sistema de valores y creencias está en desarrollo y lo que le digan los adultos de su círculo más cercano será una verdad sin cuestionamientos, de ahí la importancia de todo lo que le decimos a nuestros niños, ya sean hijos, sobrinos, primos, etc. Como adultos tenemos una responsabilidad muy grande sobre lo que le decimos a los niños, porque puede ayudarles o afectarles por el resto de la vida.


experiencias negativas


“(...) de ahí la importancia de poder identificar una creencia limitante y así contra restarla con ejemplos que demuestren que no es una verdad absoluta.”

Muchas veces las creencias limitantes también se forjan a partir de experiencias negativas, y nuestro cerebro comienza a procesar a partir de una o varias experiencias, que todo será de la misma forma siempre y a partir de ahí una creencia limitante surge, y cuando alguien la cuestiona en automático siempre vamos a recordar todas las veces que nos pasó a nosotros o a alguien más, pero nos cuesta recordar cuando esa creencia no fue una realidad.


Por ejemplo si en algún momento fui rechazado por la chica que me gustaba y en ese momento sufrí, mi cerebro comienza a enviar señales para “protegerme” de volver a sufrir, y entonces cada vez que comienzo a sentirme atraído por otra chica comienzan a llegar a mi mente frases como: “sos muy feo”, “ella merece algo mejor”, etc. y cuando alimentamos esas frases se llegan a convertir en algo que realmente creo y es una verdad para mí. Pero si yo pensara más profundo posiblemente podría ir y ver como si me han correspondido en otras ocasiones, de ahí la importancia de poder identificar una creencia limitante y así contra restarla con ejemplos que demuestren que no es una verdad absoluta.


Otra forma en que nacen las creencias limitantes, es con un evento específico que generó un trauma en mi cerebro, por ejemplo si un niño es mordido por un perro, en su cerebro puede instalarse la creencia de que TODOS los perros son malos, y ese niño crecerá y será un adulto que seguirá creyendo que todos los perros son malos, y esa creencia podría convertirse en una fobia con todas las limitantes adicionales que esto conlleva, de ahí la importancia de ayudarle al niño, desde niño a corregir la creencia limitante. Pero súper importante de hacerlo de la forma correcta, no como hacen muchas veces los adultos, de ir y enfrentar al niño con el perro, eso solo aumentará el trauma y la fobia.


Y otra de las formas en las que más nos han programado desde niños, y que más creencias limitantes nos han inculcado son con temas de dinero. Si vamos a nuestros recuerdos podemos casi escuchar frases de nuestra familia o personas cercanas cuando veíamos a alguien con mucho dinero, o con un carro lujoso, frases como estas: “seguro es narco”, “pobre pero honrado” (uffff que frase más limitante por Dios), “el dinero es del diablo” (otra frase que limita todo nuestro ser), “el dinero no compra la felicidad”, “los ricos no son felices”, “lávese las manos porque estaba tocando dinero, y el dinero siempre está sucio”, “el dinero es una cochina necesidad”, etc. Podemos escribir páginas y páginas sobre este tipo de frases sobre el dinero que nos han limitado.


Y el problema es que este tipo de frases nos generan creencias limitaciones en nuestro cerebro, sin darnos cuenta en nuestro cerebro se va instalando la idea de que el dinero es malo, que la gente que tiene el dinero es mala, y adivina qué va a hacer nuestro cerebro con todo aquello que nos acerque a generar más dinero, qué cree usted que nuestro cerebro va a hacer para “protegernos”, sin lugar a dudas va a alejarnos, nos va a hacer movernos hacia cosas, situaciones de vida que nos permitan tener el dinero suficiente para subsistir, pero nunca para generarlo en cantidad abundantes, donde podamos dejar de subsistir y podamos realmente comenzar a VIVIR.


Por otro lado, esas mismas frases nos anclan a que no tener dinero es sinónimo de cosas buenas, a que los “honrados son pobres”, a que “estoy cerca de Dios por ser pobre”, cuando en realidad eso es una mentira, yo puedo tener dinero y ser honrado, yo puedo estar cerca de Dios y tener dinero. Una cosa no limita ni excluye a la otra, solamente debo aprender a diferenciar y darme cuenta que sí se pueden tener las dos cosas.


verdad absoluta o percepción


Lo más grave de las creencias limitantes es que durante años nos han impedido vivir nuestra vida de una forma diferente, mejor, y no es nuestra culpa o culpa de las personas que nos las inculcaron, sencillamente así ha sido siempre, pero lo importante es que hoy ya eres consciente de que tienes esas creencias, y que hay que hacer algo para cortarlas y comenzar a mejorar la forma como pensamos todos. La pregunta del millón de dólares es: ¿Qué vas a hacer ahora que sabes que existen esas creencias que te han impedido disfrutar de tu vida al máximo en todos los aspectos de tu vida?


Sin lugar a dudas lo primero es comenzar a identificarlas, estoy seguro que mientras leías muchas resonaron en tu cabeza, pero estoy también seguro que hay muchas otras que ahora estás en capacidad de identificar. Lo primero es darnos cuenta cuáles son esas ideas, después debemos comenzar a cuestionarlas, a analizar TODA la evidencia tanto lo bueno como lo malo y ver si realmente es una verdad absoluta o solo ha sido una percepción, y a partir de ahí comenzar a reprogramar nuestras creencias.


Deshacernos de nuestras creencias limitantes no es un proceso sencillo, lleva mucho trabajo de nuestra parte, pero con la práctica y el día a día va siendo más sencillo y el cambio positivo que vamos teniendo en nuestra vida vale el esfuerzo, dejemos de vivir por defecto, solo dejando que los días pasen, y comencemos estar conscientes de la intención y pongamos acción en nuestra vida y veremos los cambios.


Me encantaría que me comentaras qué te pareció este blog,


Saludos de tu Coach César Bolaños.

29 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo